Idiomas

Las academias de idiomas suelen tener una configuración muy variable, ya que tanto pueden trabajar con niños como con adultos, tener clases grupales de duración específica o disponer de espacios de clases particulares personalizadas por hora.

Aún así para partir de una configuración básica nosotros recomendaríamos:

  • Cursos
  • Alumnos
  • Recibos
  • Remesa bancaria. Es habitual que los cobros se realicen a través del banco.
  • Horarios. De este modo podemos llevar un seguimiento de las clases particulares, one to one y similares.

El coste de esta configuración básica es de 23,00€ + IVA.

Existen ciertos módulos que pueden complementar los anteriores:

  • Tutores. En caso de que trabajemos con una cantidad considerable de menores.
  • Profesores. Para establecer quien imparte las clases y los alumnos que tiene a su cargo.
  • Aulas. Para distribuir al alumnado.
  • Calificaciones. Es habitual que la academia tenga un sistema de notas para controlar la evolución del alumno.